25 años de campo en acción
Camo en Acción
Google
Ingresar Ingresar
Registrarse
12.12.2018
Paraná 10:22 hs.
T. s/d °C
Clima: ER Clima en Argentina
Portada Actualidad Agricultura Ganadería Hacedores en Acción Campoenaccion Tv Agenda Mercados
Actualidad | En Posta de Hornillos, Jujuy
Quedó inaugurada la Planta Piloto de Valor Agregado de Quinua y Cultivos Andinos
Juan Carlos Abud Robles ministro de Desarrollo Económico y Producción de Jujuy reconoció al inaugurar la planta, “lo que permitirá avanzar en un tema que para nosotros y para nuestra provincia es central: el agregado de valor".
10.04.2018
En la localidad jujeña de Posta de Hornillos, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, junto con autoridades provinciales e institucionales, inauguró la Planta Piloto de Valor Agregado de Quinua y Cultivos Andinos. Este logro beneficiará a 200 productores agroecológicos de quinua del norte de la Puna jujeña y la Quebrada de Humahuaca y permitirá acondicionar el grano para que sea apta para el consumo humano.

En su discurso, Morales reconoció la importancia de la planta y sus instalaciones, como así también del trabajo realizado. “Desde el gobierno ratificamos el compromiso de seguir trabajando en esta dirección para fortalecer la producción de la quinua”.

“Tenemos un promedio de producción en el orden de los 800 kilos por hectárea que, si trabajamos bien, podemos llegar a dos toneladas”, señaló el gobernador quien, además, indicó que existen proyectos de riego en marcha para potenciar la producción de quinua.


Y agregó: “En la medida que acompañemos con infraestructura como pozos de agua o instalaciones de riego vamos a mejorar la producción, junto con el precio y la calidad de vida de nuestros productores y, en consecuencia, su productividad”.

A su turno, Juan Carlos Abud Robles ministro de Desarrollo Económico y Producción de Jujuy reconoció sentir “una gran satisfacción” al inaugurar la planta, “lo que permitirá avanzar en un tema que para nosotros y para nuestra provincia es central: el valor agregado”.

“Resulta clave trabajar en la industrialización para que nuestros productores puedan obtener un mejor precio y, a través de eso, puedan crecer, sobre todo, en la Puna”. En este sentido, destacó a la quinua y la consideró “una gran oportunidad”.

En cuanto a las perspectivas de crecimiento de este cultivo ancestral, el ministro se mostró entusiasmado con la demanda del gobierno nacional para potenciar la producción. “Estamos trabajando en un convenio para poder proyectar una mayor producción y aprovechar, así, la renta que nos va a dar”, aseguró Robles.

Por su parte, Héctor Daza secretario de Economía Popular se mostró emocionado ante la inauguración y lo consideró “un logro más” del Complejo Quinua Jujuy. “Estamos poniendo en marcha una innovación tecnológica muy importante, con la que podremos mejorar la calidad del producto a vender. Con esta planta tenemos un gran desafío que se suma a los esfuerzos hechos hasta el momento por el gobierno provincial”.
Y, en esta línea, Daza destacó la institucionalidad del logro y en el trabajo de descentralización de la economía popular: “Creemos que si no fortalecemos nuestras instituciones locales es imposible darle posibilidades a la agricultura familiar y a nuestros emprendedores urbanos”.

Por su parte, el subsecretario de Agricultura Familiar y Desarrollo Territorial Felipe Crespo aseguró que junto al gobierno provincial van a fortalecer los cultivos andinos a fin de acceder a mejores mercados. “Vamos a tener una quinua de calidad que sea fraccionada para que puedan acceder a los mercados de Buenos Aires”, indicó.


Asimismo, subrayó el impacto que genera la competencia desleal en las producciones regionales, por lo que aseguró que van a fortalecer la Mesa de Competitividad a fin de ampliar los mercados.

En palabras de Mariano Bosch vicepresidente del INTA se puntualizó el trabajo interinstitucional, de la interdisciplina, del trabajo conjunto y del apoyo de sectores de la sociedad: “Todo esto va hacia el desarrollo de esta provincia ”.

A su turno, Damián Alcoba director del IPAF NOA del INTA consideró a la inauguración de la planta como “un momento muy sentido”, al tiempo que aseguró: “Hoy contamos con una Planta modelo para su uso y para poder replicar y poner al servicio de otras latitudes, estas tecnologías”.

“Tengo un sincero agradecimiento a la tarea de quienes conforman el Complejo Quinua Jujuy, del ministerio de Producción, de la secretaría de Economía Popular y Desarrollo Productivo, de la UCAR y de la secretaría de Agricultura Familiar”.

Del acto también participaron Estela Ríos secretaria de Desarrollo Productivo, Félix Pérez secretario de Coordinación de Agencias de Desarrollo, Hugo Cruz y Hugo Mamaní comisionados municipales de Maimará y Tumbaya, respectivamente, Héctor Espina director nacional del INTA, Andrea Maggio directora del CIPAF, Jorge Griot vice rector de la Universidad Nacional de Jujuy, entre otros.

Desarrollo local

Equipada con tecnología y conocimiento del INTA para su clasificación, despedrado, desaponificado y envasado, la planta beneficiará a 200 productores agroecológicos de quinua de la Puna jujeña y la Quebrada de Humahuaca.
Para esto, la planta dispone de una clasificadora - limpiadora y de tres escarificadoras de diseño conjunto entre técnicos de IPAF NOA y de la empresa palpaleña FLAMA SRL. Además, cuenta con una despedradora de origen peruano, como así también dosificadoras y envasadoras de fabricación nacional.

Con esta infraestructura, se podrá desarrollar el proceso de beneficiado o desaponificado de la quinua, lo que permite el acondicionamiento para que sea apta para el consumo humano. Además, de poder dosificar y envasar automáticamente la quinua perlada.

La planta cuenta con 260 m2, de los cuales 152 son cubiertos, además de áreas para la carga y descarga de productos.

Un grano tan pequeño como valioso

Por tratarse de un cultivo nativo íntimamente vinculado con los conocimientos ancestrales y la historia de la región, la quinua es una práctica productiva muy arraigada en el NOA con grandes oportunidades para la agricultura familiar y para la pequeña producción.
Se trata de un grano andino sin gluten y con alta calidad de proteínas, calcio, fósforo, hierro y magnesio. El grano se consume de manera similar al arroz o molido en harinas. Además, tiene con gran adaptabilidad al medio, tolerancia a la escasez de agua y resistencia a enfermedades.

Si bien, en la Argentina, aún se trata de una producción incipiente y de autoconsumo, cuyo manejo se realiza manualmente y con escasa tecnificación, tecnologías e innovaciones como las desarrolladas por el INTA permiten impulsar esta actividad con grandes perspectivas económicas.
Donato Gutiérrez, productor de quinua y representante de la red andina, puntualizó las posibilidades que se abren a partir de contar con la Planta “empezamos en el 2012 con el fortalecimiento de la producción de quinua, luego seguimos con la incorporación de maquinaria para la trilla y venteo y ahora se hizo realidad este sueño, tener una planta para el agregado de valor” destacando “este es el último paso que cierra la cadena para que el productor pueda comercializar su producto”, “ahora el próximo paso gigante que tenemos que dar es la comercialización a nivel local, provincial y exportar”, por otro lado destacó la importancia de fomentar el consumo “este proceso debe estar acompañado de una campaña para que nosotros, los argentinos, consumamos este producto que es la quinua”.

La producción a nivel empresarial en el Noroeste argentino

En los valles templados de Jujuy y Salta ha comenzado recientemente la producción de quinua a nivel empresarial. Contrariamente a lo que sucede con los productores familiares de la Puna, Quebrada y valles de altura de Salta, Tucumán y Catamarca, estos productores empresariales siembran quinua en los meses de marzo a mayo.

En los valles templados de Salta, la producción de quinua se enmarca en un esquema, generalmente diversificado, de mediana escala e intensivo en capital. Su adopción responde a diferentes estrategias y motivaciones. Se registran casos en que la reconversión hacia este cultivo se origina en la decisión de reemplazar parte de las plantaciones de tabaco a fin de lograr una unidad económica más eficiente; otros en que inversores provenientes de sectores no agropecuarios perciben esta producción como una oportunidad rentable; y finalmente aquellos en que los productores destinan algunas parcelas a la producción “porque el precio lo justifica”.

En los valles templados de Jujuy se trata de productores que han sembrado entre 3 y 36 hectáreas bajo riego, con infraestructura de producción y maquinaria agrícola. En estos casos la producción se planifica con fines estrictamente comerciales, y resulta principalmente de la intención de reemplazar la producción de tabaco. Los productores empresariales están utilizando semilla de quinua de la variedad Amarilla de Maranganí que es la que mejor resultado les está dando, aunque también mencionan utilizar Q. Real Blanca y una “variedad peruana” sin especificar.

Los productores se abastecen de semilla mediante compra en Salta, Bolivia o Perú, aunque la mayoría compró a un productor empresarial de la zona.

La siembra y el riego se realizan en surcos, y se utilizan agroquímicos sintéticos. La cosecha se realiza de forma mecanizada o manualmente con machete, tijera de podar y hoz, en algunos casos se utilizó cosechadora integral que incluyen en el mismo proceso cosecha, trilla y venteo, ahorrando costos en jornales.

Las panojas cosechadas se depositan en galpones con piso de cemento y luego se realiza trilla y venteo utilizando maquinaria adaptada no propia (alquilada o contratada) con rendimientos promedio de 1.600 kg/hora (la mitad que lo logrado con cosechadora integral).

Una vez trillada y venteada la quinua es escarificada mediante proceso mecánico en seco procesando un promedio de 120 kg/hora, este proceso se realiza contratando el servicio a un productor de los Valles Templados que adaptó maquinaria específicamente, o a una cooperativa de Guachipas (Salta), también hubo casos en que se realizó manualmente contratando mano de obra temporal obteniendo un rendimiento de 38 kg/hora.

Los rendimientos por hectárea de este tipo de productores es muy variado y va entre 45 kg/ha a 1.000 kg/ha, con una relación superficie sembrada/superficie cosechada del 64 % (mientras que los productores familiares mantienen una relación cercana al 100%).

Algunos números para tener en cuenta

Rendimiento promedio: 800 kilos por hectárea.
Estándar de calidad: En cuanto a tamaño de grano, se adoptan de los usuales en los mayores países productores del grano (Bolivia y Perú). Este se fija en tamaño de grano de 1,8mm para quinua de primera.

Ciclo productivo: la época de siembra se extiende desde septiembre hasta diciembre, dependiendo del clima de cada piso altitudinal y el comienzo de la temporada de lluvias. La etapa de cultivo propiamente dicho abarca distintas labores culturales y se extiende hasta los meses de marzo a junio. Luego de la cosecha, el material se deja secar por aproximadamente 2 semanas, luego se trilla, se ventea y se hace una primera clasificación, en este punto la quinua está en condiciones de ingresar a la planta.

El proceso puerta adentro de la planta comienza con una clasificación por tamaño, luego se despiedra, se escarifica o desaponifica en seco y por último se envasa.

El Clúster Quinua de Jujuy

En agosto de 2014 se realizó el 1º Foro Complejo Quinua de Jujuy -en las instalaciones del INTA IPAF NOA- en el cual se conformó la Asociación Ad Hoc Complejo Quinua de Jujuy, figura organizativa que perdura hasta la fecha. Este grupo impulsor inicial, encargado del armado y redacción de un Plan de Mejora Competitiva, estuvo conformado por 21 organizaciones del ámbito público y privado

En la actualidad, el número de productores alcanzados por las distintas acciones de la iniciativa se estabilizó en torno de los 200, distribuidos entre la puna y la Quebrada de Humahuaca, de los departamentos de Yavi, Santa Catalina, Rinconada, Cochinoca, Humahuaca, Tilcara y Tumbaya.

El Clúster Complejo Quinua de Jujuy posee un Directorio conformado por un representante de cada una de las instituciones participantes. En el mismo se acuerdan las decisiones y acciones a emprender entre los actores presentes en cada reunión. Recientemente se está avanzando en dar forma a dos comisiones de trabajo, la primera denominada de “Infraestructura Productiva”, que tendrá a su cargo la gestión de la infraestructura colectiva, propiedad del Complejo y administrada por su cuenta y orden, por organismos conformados jurídicamente. Y la segunda de “Comercialización”, encargada de coordinar la comercialización de los productos elaborados por los miembros del Complejo (productores y cooperativas).

Los productores agrupados en la Mesa Quinuera de la Quebrada poseen superficies promedios de 2 hectáreas, mientras que los productores agrupados en la Mesa Quinuera de la Puna poseen superficies de 5 hectáreas promedio.

En el caso de los productores de la Quebrada de Humahuaca y zonas de influencia, destinan para la producción de quinua superficies promedios de ¼ hectárea, mientras que los productores de la Puna disponen de 2 hectáreas promedio para este cultivo.
Galería de imagenes
Portada Quienes somos Publicidad Mediakit Publicitario Campo en Acción en tu web RSS Contáctenos
Redacción: Arturo Illia 131 Planta Alta Dept 2
Tel / Fax +54 343 4318820
CP (3100) Paraná - Entre Ríos - Argentina
© Copyright 2008 Campo en Acción - Todos los derechos reservados
Elonce Tv Canal Rural Radio LT 14 Radio LT 15 Concordia
Diseño: Grupo Octógono Management technology: Advertis Powered: Siglocero